Mi perro está adelgazando mucho ¿Qué hago? Aquí la respuesta

Los perros que están en su peso ideal deben tener las costillas fácilmente palpables pero con una cubierta ligera de grasa, y una cintura visible detrás de las costillas cuando se les ve desde arriba. En algunos casos, la interpretación de un propietario de los cambios en el peso de su mascota puede ser engañosa, por ejemplo, los perros con abdomen abultado (por ejemplo, debido a la ascitis) pueden parecer gordos, a pesar de que, en realidad están adelgazando mucho y acumulando líquido.


La pérdida de peso puede ocurrir por una variedad de razones, y siempre deben ser consideradas patológicas a menos que el propietario haya reducido la ingesta de alimentos de su mascota o haya aumentado su régimen de ejercicio. Si la pérdida de peso es gradual, puede pasar algún tiempo antes de que el propietario aprecie un cambio significativo. Por tanto, es una buena práctica registrar el peso y la condición corporal del animal, cada cierto tiempo. Así, los cambios pueden ser monitoreados con precisión. 

Causas anormales de que un perro adelgace mucho 

  • La ingesta inadecuada de calorías, debido a la mala calidad del alimento
  • Enfermedad general que resulta en inapetencia o anorexia (por ejemplo, insuficiencia renal crónica) 
  • Incapacidad para comer, por ejemplo, heridas en la boca (suelen babear)
  • Parásitos, es una de las causas más comúnes de adelgazamiento en los perros
  • Enfermedad Intestinal particularmente enfermedades intestinales que causan mala absorción, mala digestión o pérdida de proteínas.
  • Problema pancreático que impide utilizar las calorías absorbidas, por ejemplo la diabetes 
  • Problema hepático o renal con pérdida de proteínas (aquí puede haber acumulacion de líquido en el abdomen, que no debe confundirse con grasa).
  • Cáncer, hipertiroidismo, enfermedad cardíaca.
  • Enfermedades crónicas inflamatorias o infecciosas 
  • Se debe tener en cuenta que la pérdida de peso puede ser multifactorial y que la probabilidad de la causa vendrá determinada muchas veces por la edad del animal. Por ejemplo, la pérdida de peso en un gato viejo, muy probablemente se deba a una insuficiencia renal, hipertiroidismo, diabetes mellitus y / o cáncer, mientras que  un cachorro muy delgado puede estar recibiendo una dieta de mala calidad o  tener parásitos. 


Cómo investiga el veterinario las causas de adelgazamiento
El veterinario hará una historia clínica detallada, especialmente en cuanto a cantidad y calidad de la dieta, rutina de eliminación de parásitos, cambios en el régimen de ejercicio,  duración y la gravedad de la pérdida de peso. 

El examen físico debe ser completo, con especial atención a la condición corporal y otros indicadores de la enfermedad subyacente. El enfoque diagnóstico lo determinará la edad del animal, y la presencia o ausencia de otros signos clínicos específicos. Si descarta la ingesta inadecuada de alimentos  y o encuentra signos clínicos evidentes de alguna enfermedad, se deben tomar muestras para hematología, bioquímica (incluyendo urea, creatinina, albúmina, globulina, enzimas hepáticas, sodio, potasio, calcio, fósforo y glucosa) y análisis de orina (gravedad específica, proteína urinaria y  creatinina). Una muestra fecal debe ser sometida a la parasitología y / o recetar un tratamiento antiparasitario, antes de proseguir con las pruebas de diagnóstico. 

Si persiste la pérdida de peso, el veterinario puede pasar a una segunda etapa en la que se harán  radiografías  torácicas y abdominales que pueden indicar la presencia de enfermedades como cáncer, cuerpos extraños en el ntestino etc.
En algunos perros con enfermedad gastrointestinal o insuficiencia pancreática exocrina, la medición de tripsina, vitamina B12 y ácido fólico puede ser útil. Otras pruebas, como la ecografía abdominal, endoscopia y biopsia pueden ser necesaria para alcanzar un diagnóstico definitivo. Las pruebas (PCR) para descartar enfermedades infecciosas o parasitarias como la leishmaniosis en perros son también definitivas.

Entradas populares

Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.