Mi perro tiene los ojos rojos ¿Qué hago? Aquí la respuesta

Si tu perro tiene los ojos rojos probablemente tenga conjuntivitis. La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva, la membrana mucosa que cubre la esclerótica (capa externa del globo ocular) y la cara interna de los párpados y del tercer párpado (conjuntiva palpebral). 



La conjuntivitis es la causa más común de que un perro tenga uno o los dos ojos rojos y debe ser diferenciada de la enfermedad de la córnea, uveitis anterior y glaucoma. 
La conjuntivitis tiene muchas causas. Algunas de las causas no son infecciosas ni bacterianas,  por lo tanto el tratamiento con antibióticos no siempre es adecuado.
Las causas  más comunes de conjuntivitis en el perro son:
  • Infecciosas

                 Bacterianas  (principalmente Staphylococcus spp.), 
                 Virus (Adenovirus canino-1, moquillo)
                 Micoplasmas 
                 Clamidias

  • Alérgicas
  • Traumáticas/Irritantes (humo, cuerpos extraños, ácidos,alcalis, viento, polvo, arena etc)
  •  Queratoconjuntivitis seca (enfermedad inmune congénita), 
  • Defectos de las glándulas de Meibomio 
  • Defectos del párpado (entropion, ectropion, distiquiasis, enfermedad ciliar)
  • Ulceración corneal, 
  • Queratitis superficial crónica.

 Aunque muchos casos de conjuntivitis en el perro son de origen traumático (peleas, cuerpos extraños, agentes cáusticos), la causa iniciadora a menudo no ha sido presenciada por el propietario. Los perros suelen presentar además de ojos rojos, secreción ocular  unilateral o bilateral, mucoide o mucopurulenta. Si existe infección grave, la secreción actúa de pegamento entre los bordes de los párpados, lo que impide la apertura de uno o ambos ojos.  La realización de una citología de la secreción ocular  puede ser muy valiosa en la caracterización de la infección bacteriana y para ayudar a elegir el tratamiento adecuado, especialmente en los casos recurrentes. 
ojos-rojos-perro
Veterinaria aplicando suero fisiológico para limpiar
los ojos a un perro afectado de conjuntivitis.
La prueba de Schirmer que mide la producción de lágrimas, permite diagnosticar la  queratoconjuntivitis seca, una causa importante de infecciones recurrentes del conjuntivales en perros. La prueba de la fluoresceína permitirá evidenciar heridas en la córnea. Con una conjuntivitis leve, la córnea permanece clara, mientras que puede ser turbia u opaca con queratitis, uveítis o glaucoma. La pupila parece normal con la conjuntivitis y heridas en la córnea, pero normalmente es pequeña o irregular si existe uveítis y se dilata si existe glaucoma.
En la mayoría de los casos, existirá una infección bacteriana primaria o secundaria. El tratamiento antibiótico de dicha infección suele ser en forma de pomada y debe hacerse sobre la base del cultivo de las bacterias y antibiograma. En los casos de infección bacteriana secundaria a una infección vírica, el tratamiento con antibióticos sólo dará una respuesta parcial, ya que  la infección vírica no responde a antibióticos.
En los casos de alergia se administran pomadas con cortidoides u otros antiinflamatorios.
Los defectos del párpado deben corregirse con ciugía.

Entradas populares

Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.